Lodazal

Debiste cerrar la puerta en mi cara para marcarla a ella y marcarme a mí. Ya no puedo tocarte, me quedé a pocos metros de incendiarme dentro tuyo. Perdí la ruta y el camino aún se burla de ambos. El azul de lo poco que quedó de ti me hace creer otra vez en fantasmas, también por eso te amo. Fantasmas que arden como tu cuerpo sobre el mío. Y entonces caminé entre lodazal con una marca invisible. En ella vas tú.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s